diumenge, 27 de gener de 2013

¿Las Cenizas de Ángela ?

El mundo financiero actualmente es como una balsa de aceite. Hoy por hoy, nadie habla de la salida de Grecia de la zona Euro, no hay expectativa de que España pida rescate, y casi han desaparecido los temores de que la unidad de la zona Euro pueda romperse. Esta situación puede durar hasta pasado las elecciones alemanas.

Pero porqué damos tanta importancia a esos comicios? Ciertamente hay otros factores en juego tales como la estabilización de la economía China, la bajada de tensiones sobre el llamado abismo fiscal de los Estados Unidos, y naturalmente las garantías ofrecidas por el muy querido señor Draghi.

Pero muy por encima de todos estos factores planea el futuro institucional de la zona Euro, con la evidente necesidad de poner soluciones permanentes dónde de momento el sistema aguanta con parches. En primer lugar está el problema espinoso de la unión bancaria; a continuación están los temas de la deuda soberana y los eurobonos, y con ellos los retos de la unión política y el tesoro común entre los países que forman parte de la unión monetaria.

Por el momento, todos estos temas han sido aparcados mientras el gobierno de Angela Merkel intenta saltar la barrera de las urnas. Los inversores, por su parte, son realistas. Saben que éste año no habrán cambios importantes, y están dispuestos a esperar a ver si luego salen soluciones definitivas o no.

O sea que ahora disponemos de un espacio privilegiado para preparar los cambios. Un día u otro la crisis volverá. El gran peligro es que los líderes europeos no aprovechan la circunstancias actuales para avanzar en las áreas críticas y simplemente vuelven a practicar su deporte favorito, que Herman van Rompuy ha dado a conocer como “dormirse al volante.” Si es así, lo que tenemos por delante no es el futuro brillante que tanto nos han prometido, pero simplemente la visión de unas tristes figuras agrupadas alrededor de los restos quemados de una nueva “hoguera de las vanidades” que alguien había edificado y luego encendido sobre un terreno donde tantos habían puesto todas sus esperanzas.

L'article que va publicar La Vanguardia el diumenge 27 de gener de 2013 en el suplement Dinero