diumenge, 16 de desembre de 2012

De Silvio Con Amor

La semana pasada hemos visto una vez más la crisis italiana sacando titulares en la prensa mundial. La decisión del ex primer ministro Silvio Berlusconi de negar su apoyo al gobierno tecnócrata de Mario Monti disparó los mecanismos de alarma en todos los mercados financieros. Pero el entusiasmo duró poco. Este jueves Italia vendió € 3,5 mil millones de un nuevo bono de tres años por un 2,50 por ciento, la menor rentabilidad de la deuda de similar vencimiento desde octubre de 2010 y significativamente por debajo del 2,64 por ciento pagado el 14 de noviembre.

La razón principal por esta tranquilidad es la existencia del programa de compra de bonos abierto por Mario Draghi en el BCE. A pesar de la lentitud con que los líderes de Europa toman sus decisiones, los inversores confían en que con el tiempo las adecuadas y necesarias se adoptaran a tiempo.

Por el momento, la amenaza de Berlusconi permanece vacío de contenido, pero los votantes italianos están cada vez más inquietos porque lo tienen cada vez mas difícil ver la luz al final del túnel.

La economía del país apenas ha crecido en toda una década, y sigue contrayéndose. La producción nacional se va atrasando en el tiempo, pero la deuda soberana avanza, y es muy probable que alcanzara el 130% del PIB en 2013. El país tiene un problema demográfico grave, de igual tamaño como Japón, pero a pesar de la presencia de inmigración el nivel de productividad es tan baja que la existencia de un millón de nuevos trabajadores solo se nota en la economía sumergida.

El Partido Demócrata, ganador probable de los propios comicios necesitara el apoyo de otra formación política, haciendo difícil la formación de un gobierno estable. Y mientras tanto una "coalición de los dispuestos" – el partido de Berlusconi, la separatista Liga del Norte y el nuevo movimiento "Cinco Estrellas" de Beppe Grillo - podría estar formándose, unidos por un solo objetivo, sacar a Italia fuera de la unión monetaria. No dudo que Mario Draghi hará todo lo que pueda, pero ¿será suficiente?

L'article que va publicar La Vanguardia el diumenge 16 de decembre de 2013 en el suplement Dinero