diumenge, 10 de març de 2013

En busca de su propia sombra

Esta semana la crisis económica española ha pasado otro hito: el paro registrado ha superado los 5 millones por primera vez en la historia; o sea que la tasa de paro ya está por encima del 26% y sigue subiendo. Pero más allá de la preocupante situación actual hay buenas expectativas de cara al futuro. En el año 2014 es bastante probable que el paro deje de subir más, una vez alcanzado un nivel ligeramente por encima del 27%. Con cada vez más jóvenes haciendo sus maletas y saliendo del país en busca de trabajo, y con la cantidad de población en edad de jubilarse creciendo constantemente, es de suponer que en algún momento habrá un tope.

Entonces, el paro se estabilizará. ¿Pero empezará a bajar? Esta es una pregunta importante. La respuesta es que difícilmente notaremos ningún cambio significativo, porque la escasa tasa de crecimiento de la economía que se puede prever no dará para tanto. Pero otra vez, ¿porque no puede crecer más? Al fin y al cabo, ¿no están las exportaciones demostrando un rendimiento extraordinario? Y es cierto, la subida de las exportaciones de España ha sido espectacular. Entonces, ¿porqué la economía no crece? La clave para entender esta situación enigmática se puede encontrar en una reformulación de la famosa frase del antiguo Presidente de Los Estados Unidos Bill Clinton, ¡“es la demanda interna, estúpido”!

Los economistas que apostábamos por la llamada devaluación interna, estábamos pensando en una reducción tanto de precios como de salarios, en igual medida. Lo que está pasando en la España de hoy en día es que los ingresos están cayendo, pero los precios siguen subiendo a una tasa por encima del promedio de la zona euro. La consecuencia es evidente, el consumo baja, y no deja de bajar. La sociedad española está haciendo un trabajo de Sísifo en que todo el esfuerzo que se realiza por una parte se pierde por la otra. La situación tendría un cierto parecido a la de una persona corriendo infatigablemente en un intento vano de alcanzar su propia sombra.

L'article que va publicar La Vanguardia el diumenge 10 de mars de 2013 en el suplement Dinero